Bajo el lema “Mayor reinserción, Mayor seguridad”, el programa +R tiene por objetivo implementar una política pública que, a través de la colaboración público-privada, permita capacitar e insertar laboralmente a quienes han estado privados de libertad.

Hasta el Salón de Honor del Congreso de Santiago llegaron diversas autoridades para condecorar a un grupo de 64 internos que culminaron su proceso de capacitación al interior de las unidades penales y se alistan a comenzar su etapa laboral, en el marco del Proyecto +R, liderado por el Ministerio de Justicia, con la colaboración de la Confederación de la Producción y del Comercio, y la Comunidad de Organizaciones Solidarias.

Este proceso de capacitación se llevó a cabo durante el primer semestre de 2019 en las regiones de Arica y Parinacota, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, Ñuble y Bio-Bío, donde se ejecutaron diez cursos que beneficiaron en total a 240 personas que se encontraban privadas de libertad, de las cuales 190 culminaron exitosamente sus capacitaciones.

Las 64 personas certificadas, fueron capacitadas en los oficios de “Pintor industrial de superficies metálicas y sintéticas”, “Maestro ayudante en albañilería” y “Fabricación, reparación y montaje de estructuras metálicas en la industria metalmecánica”.

La ceremonia de certificación de este programa de becas laborales del Sence estuvo encabezada por el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, y en ella participaron también el presidente de la CPC, Alfonso Swett; el Ministro del Trabajo; Nicolás Monckeberg; el presidente de la CChC, Patricio Donoso; el Rector (I) de Inacap, Luis Eduardo Prieto; el director del Sence, Juan Manuel Santa Cruz; y el gerente general de la CPC, Fernando Alvear.

“Estamos dando los primeros pasos en cambiar cómo se hace el trabajo con los internos. No basta con sólo sancionarlos, hay que darles una oportunidad, hay que rehabilitarlos para permitirles su reinserción. Ese es el esfuerzo que el gobierno del Presidente Piñera ha impulsado, gracias a una alianza con el sector privado, que permite darles oportunidades a quienes están condenados, con capacitación y un año garantizado de empleo. Porque una reinserción efectiva, tiene un impacto directo en disminuir la reincidencia y mejorar la seguridad pública”, sostuvo el Ministro Larraín.

Por su parte, el presidente de la CPC, Alfonso Swett, destacó que “la alianza público privada en el Proyecto +R es clave para cumplir el deber que tenemos como país de reinsertar a las personas privadas de libertad. Ante todo nuestro rol de empresa es construir sociedad”.

Para el segundo semestre de 2019, el Proyecto +R tendrá una importante ampliación en su cobertura, pues se ejecutarán 64 cursos, que se realizarán en todas las regiones del país. En términos de cobertura, ésta aumentará a los 1.130 cupos de capacitaciones y posterior inserción laboral, cumpliendo así los objetivos trazados cuando se lanzó este proyecto.

Antecedentes
El fortalecimiento de la política pública en reinserción social tiene un impacto directo en disminuir la tasa de delitos, y por consecuencia, los índices de victimización.  Estudios con personas que han estado privadas de libertad demuestran que quienes cuentan con un empleo reducen el riesgo de reincidencia entre 33% y 50% (Cook et al. 1999 en Social Exclusion Unit, 2002).

Por otro lado, según un estudio de Fundación Paz Ciudadana, el 51% de la población que cumple su condena privado de libertad, vuelve a cometer un delito dentro de los tres años siguientes al egreso de la unidad penal.

El Estado por sí solo no puede llevar cabo la compleja tarea de reinsertar a las personas privadas de libertad, razón por la cual nace la alianza por la reinserción,  donde la empresa compromete cupos laborales e instala unidades productivas en las cárceles; los organismos públicos fortalecen sus programas dirigidos a la población privada de libertad; y la sociedad civil aporta su experiencia como ejecutores de capacitación, inserción y seguimiento laboral.

En este marco, en 2019 se inicia el Proyecto +R, liderado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, con la participación de la CPC, la CChC, Corporación Cimientos, Sence, Inacap, Fundación Cristo Vive y la Comunidad de Organizaciones Solidarias. Su meta es que en los próximos 10 años se logre otorgar una oferta especializada al total de la población que se encuentra cumpliendo condena en los recintos penitenciarios.

Además de la capacitación, el programa cuenta con duplas psicosociales que acompañan a los participantes en el proceso, gestionando empleos y realizando un acompañamiento socio-laboral por tres meses más desde la fecha de contratación y salida de la unidad penal.

El Proyecto +R contempla también la creación de Unidades Productivas al interior de centros penitenciarios, donde los internos realizarán capacitaciones y trabajos remunerados, emulando una jornada de trabajo. El propósito es generar habitualidad laboral y el inicio de un proceso de reinserción progresivo.

Corporación CIMIENTOS
Empresas que han contratado a los participantes del Curso “Maestro Ayudante de Albañilería:

  1. Constructora Moller y Pérez-Cotapos S.A.
  2. Constructora Sencorp S.A.
  3. Constructora Daniel Salinas y Cia. Ltda.
  4. Constructora Larraín Prieto Risopatrón
  5. Constructora M3 S.A.
  6. Constructora Sigro S.A.
  7. Icafal Ingeniería y Construcción S.A.
  8. Constructora Guzmán y Larraín Ltda.
  9. Brotec – Icafal, profesional de terreno

Fundación Cristo Vive
Empresas que han contratado a los participantes de los cursos en industria metal mecánica:

  1. Empresa Nacional de Construcción ENACO S.A.
  2. Parque Zoológico Buin Zoo S.A.
  3. Constructora EBCO S.A.
  4. Galilea S.A de Ingeniería y Construcción
  5. Constructora Los Parques S.A.
FacebookTwitterGoogle Gmail