Esta iniciativa nace con el propósito de crear una comunidad de aprendizaje en base a experiencias compartidas, contribuyendo así a elevar mancomunadamente los estándares de integridad corporativos.

La primera mesa de trabajo, que reunió en la CPC a 25 presidentes y gerentes generales de empresas, estuvo centrada en cómo liderar desde los directorios y altas planas ejecutivas la instalación de una cultura de integridad, y la necesidad de fortalecer los vínculos de confianza entre empresa y ciudadanía. Las siguientes serán mesas de trabajo donde se abordarán temas más específicos y que forman parte de la Agenda de Cultura de Integridad de la CPC.

“Generar cultura significa generar algo que va mucho más allá de lo que estamos haciendo con algunas medidas en nuestras empresas o instituciones, sino que significa meterse a las raíces de nuestras organizaciones” , fueron las palabras con que el presidente de la CPC, Alfonso Swett, dio inicio al encuentro.

Durante la reunión, en que los asistentes trabajaron en grupos de 5 para responder presuntas relacionadas con la integridad, el consenso fue claro. La importancia de avanzar en una estrategia que les permita ser sostenibles en el tiempo, frente a una sociedad cada vez más exigente. Los propósitos para fomentar una cultura de la integridad, las acciones concretas que están haciendo en sus respectivas organizaciones, las falencias que pueden significar un riesgo para la integridad de la organización y cómo impulsar una cultura de integridad, considerando errores del pasado y desafíos futuros, fueron los temas que tuvieron que resolver y discutir los invitados, que se organizaron en grupos de trabajo. Luego cada equipo expuso sus conclusiones, instancia en cual los directivos tuvieron el espacio de discusión y reflexión.

A partir de la segunda mesa, tendrán lugar sesiones temáticas mensuales -gobiernos corporativos, inclusión, relación con clientes, entre otros-, en las que se busca la participación de las distintas gerencias de las compañías. Cada sesión incluirá ponencias de dos de las empresas con mejores prácticas reportadas y una posterior conversación en torno a los temas abordados. Los participantes recibirán una guía con mejores prácticas del ámbito analizado y acceso a un espacio de discusión, en el que se compartirán ideas, comentarios y/o herramientas. El programa cuenta con el apoyo de Transelec, PwC y Enap.

FacebookTwitterGoogle Gmail