La incorporación y desarrollo de nuevas tecnologías generan nuevas formas de empleo, gracias a la conectividad y comunicación permanente que brindan, abriendo oportunidades a segmentos tradicionalmente excluidos del mercado laboral, como las mujeres. Para analizar y debatir acerca de estas nuevas oportunidades, la Iniciativa Paridad de Género, IPG Chile y la Confederación de la Producción y del Comercio CPC, realizó esta mañana un seminario que contó con la participación la Subsecretaria de la Mujer y Equidad de Género, Carolina Cuevas, el presidente de la CPC, Alfonso Swett, y el coordinador del Ministerio de Hacienda Herman González.

Alfonso Swett, quien realizó una presentación en la que analizó las nuevas oportunidades en términos de participación laboral para las mujeres, indicó que “queremos transformar a Chile en uno de los países que toma ventajas de las oportunidades que nos ofrece la economía digital. Para eso, tanto las personas como las políticas públicas deben adecuarse a la nueva realidad, para aprovechar al máximo las posibilidades que se presenten. En el caso específico de las mujeres, las formas de trabajo que trae consigo la cuarta revolución industrial les permitirá trabajar en nuevos campos y con diversas modalidades”.

Por su parte, la Subsecretaria Carolina Cuevas, se refirió a la importancia de acortar las brechas de género en la era de la economía digital. “No podemos darnos el lujo de dejar fuera del desafío de la Cuarta Revolución Industrial al 50% de los talentos de Chile”.

El seminario contempló un panel de conversación en el cual el gerente general de Telefónica Chile, Roberto Muñoz, la directora ejecutiva de Laboratoria Chile, Marisol Alarcón, y la gerente de marketing de Microsoft, Constanza Proto, aportaron su visión desde el mundo de la empresa, del desarrollo de talento y la tecnología. La secretaria ejecutiva IPG Chile y directora ejecutiva de ComunidadMujer, Alejandra Sepúlveda, destacó el valor de esta instancia: “La equidad de género es productiva para el país, trae importantes beneficios en crecimiento y desarrollo y nos hace, además, una sociedad más justa. En ese sentido hoy tenemos un desafío importante de impulsar la mayor participación laboral de las mujeres, que aún es baja, brindarle más oportunidades a todo ese talento disponible. La economía digital trae nuevas perspectivas para promover su desarrollo, por ejemplo, en las STEM, donde ellas están subrepresentadas. Aprovechar sus habilidades, más allá de lo técnico y promover que cada vez más mujeres puedan ser protagonistas de esta nueva revolución. Incorporarlas, promoviendo el desarrollo de conocimiento continuo, permitirá a las organizaciones no desaprovechar las capacidades productivas de este importante grupo de la población, en pos de un desarrollo integral y sostenible de la economía y la sociedad”.

FacebookTwitterGoogle Gmail