En el Complejo Penitenciario de Valparaíso, el Ministro de Justicia, los presidentes de la CPC y la CChC, el Obispo de la Arquidiócesis de Valparaíso y Fundación Voces Católicas hicieron entrega del primer túnel que permitirá disminuir el riesgo de contagio de coronavirus entre los internos.

Para colaborar en las necesidades más apremiantes de las chilenas y chilenos frente a la emergencia sanitaria, las empresas y empresarios reunidos en la CPC y sus ramas, crearon el Fondo Privado de Emergencia para la Salud de Chile, al alero de la causa SiEmpre-Solidaridad e Innovación Empresarial. A la fecha, se ha logrado reunir $ 86.500 millones, a lo que se suma el aporte
empresarial en capacidades de articulación y gestión, redes de capital humano, infraestructura, innovación, tecnología y logística.

Una parte importante de los recursos y aporte en capacidades se está realizando a través de donaciones y trabajo colaborativo con fundaciones que atienden principalmente a grupos de riesgo de coronavirus en la población más vulnerable que requiere con urgencia inversión en capital humano, insumos y equipamiento para lograr una aislación eficaz o prevenir el contagio.

Este es el caso de lo que ocurre en el mundo penal, donde el Covid-19 es una amenaza permanente tanto para los internos, como para los trabajadores del lugar. Esto fue lo que motivó a la Fundación Voces Católicas a gestionar el aporte empresarial de los primeros 20 túneles sanitizadores, que fueron entregados hoy a la Capellanía Nacional Católica, la cual los pone a disposición de Gendarmería de Chile para su implementación en las cárceles que presentan mayores riesgos de propagación del coronavirus.

“Quisiéramos que esta iniciativa nos recuerde poner la mirada sobre las realidades más duras y sobre personas a quienes a veces hemos dejado a un lado como son, por ejemplo, los privados de libertad”, dijo María Soledad Herrera, presidenta de Voces Católicas.

El presidente de la CPC, Juan Sutil, explicó: “Desde el mundo empresarial buscamos actuar de manera colaborativa aunando voluntades y congregando esfuerzos que convoquen y unifiquen a los chilenos desde la solidaridad. Con este espíritu, los empresarios y las empresas nos unimos a los esfuerzos de la Fundación Voces Católicas, de la Pastoral Carcelaria, del Ministerio de Justicia y de Gendarmería, para colaborar con las necesidades y riesgos que enfrentan los internos y los gendarmes en los recintos penitenciarios”.

El acto de entrega de este primer túnel sanitizador en la cárcel de Valparaíso estuvo encabezado por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, quien agradeció el aporte de la CPC y la Fundación Voces Católicas: “Quiero agradecer al empresariado chileno, a través de su representante Juan Sutil, quienes han hecho un esfuerzo importante y que hoy nos permite contar con túneles sanitizadores y equipos para que los internos se comuniquen a distancia con sus familiares, en las 83 unidades penales”.

El obispo de Valparaíso, monseñor Pedro Ossandón bendijo este primer túnel, a los que se sumarán los otros 30 que serán distribuidos los próximo días en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Coquimbo, Antofagasta, Metropolitana, O ́Higgins, Ñuble, Bío-Bío, Araucanía, Los Lagos y Los Ríos.

FacebookTwitterGoogle Gmail