Declaración Pública

El presidente de la CPC, Alberto Salas, declara lo siguiente:

  • “La única opción viable para continuar siendo un país serio y responsable, donde la certeza jurídica permita mantenernos en el camino al desarrollo, es respetando nuestro Estado de Derecho y conservando la supremacía de nuestras instituciones. Sería una absoluta irresponsabilidad avanzar en cualquier iniciativa que apunte en el sentido contrario. • Vemos con gran preocupación que algunos, con una mirada de corto plazo, intentan tomar un atajo, ejecutando medidas populistas que pueden tener graves consecuencias jurídicas y económicas. • Ni la ley ni la Constitución otorgan a nuestro Poder Legislativo la facultad de anular leyes. Lo ocurrido ayer con la Ley de Pesca, lamentablemente avalado por la presidencia de la Cámara de Diputados, constituye un peligroso intento por debilitar nuestro ordenamiento jurídico, contraviniendo el Estado de Derecho y el ordenamiento constitucional que nos hemos dado como nación.
  • La legitimidad de las leyes en nuestro país está dada por el correcto ejercicio democrático que garantiza su adecuada discusión, su correcto método de aprobación y su consecuente validez en el sistema jurídico institucional.
  • Hoy estamos en un punto de inflexión y creemos que el camino que tomemos en este debate puede ser una señal determinante para el futuro. Por eso, llamamos a quienes la Constitución les concede la facultad de recurrir al Tribunal Constitucional, a hacerlo sin dilaciones, a fin que este órgano ponga término a esta iniciativa inconstitucional e ilegal. Estamos ciertos que el gobierno tomará también las acciones necesarias”.
FacebookTwitterGoogle Gmail