“El paro portuario constituye un hecho de la más alta gravedad, que refleja la irresponsabilidad y falta de sentido país de quienes lo han instigado y apoyado a sabiendas del enorme perjuicio que ello produce en vastos sectores del país, amén de la ilegalidad en que se incurre.
Condenamos enérgicamente estos actos ilegales y llamamos a restablecer el Estado de Derecho, con todo lo que ello implica en cuanto a respetar a las personas, las instituciones y las leyes”.

Ver Declaración

FacebookTwitterGoogle Gmail