• Los representantes de ambos gremios señalaron que esta decisión podría traer graves consecuencias a largo plazo, comprometiendo la viabilidad de la industria de seguros y la credibilidad del país como destino de inversiones.

30 de septiembre de 2021.- En un punto de prensa realizado hoy en la sede de la CPC, el líder empresarial, Juan Sutil, junto a Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Aseguradores, se mostraron contrarios a un segundo anticipo de rentas vitalicias, proyecto que recientemente fue aprobado en la Cámara y que en los próximos días será visto en el Senado.

En la instancia, el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Juan Sutil, indicó que el retiro no solo “atenta contra la integridad de las futuras rentas y pensiones, sino que también destruye la integridad y la estabilidad financiera de la industria de los seguros”.

Además, el líder gremial se refirió a las consecuencias que esta decisión puede traer de cara al futuro, donde señaló que esta decisión “significa quebrar las reglas del juego para las inversiones, para el emprendimiento, el desarrollo, y especialmente, para el cumplimiento de las obligaciones que tiene Chile con los inversionistas extranjeros, en el cual no se va a atentar contra el derecho a la propiedad”. También, Sutil indicó que un nuevo adelanto de rentas vitalicias podría restarle seriedad a Chile frente a inversionistas extranjeros.

Por su parte, Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Aseguradores (AACH), detalló la gravedad que significaría este segundo anticipo, explicando que este proyecto podría poner en serio riesgo el pago de las pensiones para los más de 650 mil chilenos que contrataron una renta vitalicia.

“Al imponerse esta obligación unilateral por parte de la Cámara de Diputados, de que las Compañías de Seguros tengan que desembolsar el orden de US$3.500 millones para hacer un adelanto a los pensionados, que además no se va a recuperar en el tiempo, es una cosa que realmente es muy difícil de aplicar o imposible de aplicar, y pone en riesgo la estabilidad de las compañías de seguros, y afecta el pago de las pensiones de las personas que han confiado en las compañías de seguros y han depositado todas sus esperanzas de que puedan recibir una cierta cantidad de unidades de fomento mientras vivan”, señaló Claude.

Según cifras del gremio, los US$3.500 millones significan en la práctica más de un 50% del patrimonio de las compañías de seguros que ofrecen rentas vitalicias. Sobre esto, Jorge Claude indicó que existe una “alta probabilidad” de que buena parte de las compañías de seguros entren en una situación de incumplimiento de las reglas financieras y regulatorias, lo que podría traer como consecuencia, que terminen en insolvencia.

En lo administrativo, la tramitación en el Senado debería comenzar la próxima semana, donde posiblemente la discusión y debate sea más áspero que en la Cámara de Diputado, debido a que varios senadores que aprobaron retiros anteriores han expresado estar en contra de la iniciativa actual.

ico-download-AVer Comunicado

FacebookTwitterGoogle Gmail