El objetivo de esta investigación clínica pionera, denominada “Tratamiento investigacional compasivo”, es administrar plasma de pacientes Covid-19 recuperados a pacientes graves infectados con el virus.

Con el propósito de contribuir en la emergencia sanitaria que vive el país a raíz de la expansión del Covid-19, las empresas y empresarios reunidos en la CPC y sus seis ramas crearon el Fondo Privado de Emergencia para la Salud de Chile, al alero de la causa SiEMPRE-Solidaridad e Innovación Empresarial, el que hasta ahora suma $ 83 mil millones.

En ese contexto, la Bolsa de Santiago junto a actores del Mercado de Capitales, entre ellos Corredores de Bolsa y Administradoras Generales de Fondos, decidieron realizar un aporte que irá directamente a apoyar el desarrollo del proyecto experimental “Tratamiento investigacional compasivo”.

El objetivo de esta investigación clínica pionera, liderada por la Fundación Arturo López Pérez (FALP) en conjunto con la Universidad Católica y la Asociación Chilena de Seguridad, es administrar plasma de pacientes Covid-19 recuperados a pacientes graves infectados con el virus, de manera de activar la inmunidad en su organismo, facilitando su mejoría. Este trabajo cuenta con la asesoría de la Universidad Johns Hopkins, institución que lidera la investigación en Estados Unidos.

El presidente de la CPC, Juan Sutil, destacó que “las empresas y los empresarios hemos querido aportar a las necesidades más apremiantes frente a la emergencia sanitaria, a través de recursos, capacidad de gestión, articulación e innovación, siempre en un ánimo de cooperación con otros actores sociales.  Por eso nos parece tan relevante un proyecto colaborativo como el que lidera la Fundación Arturo López Pérez, que junto con responder a la necesidad urgente de tratar pacientes con coronavirus, tiene un componente de innovación y conocimiento que pone el mundo científico al servicio de la sociedad”.

Por su parte, el presidente de la Bolsa de Santiago, Juan Andrés Camus, señaló que “el mercado de capitales chileno siempre ha sido un motor relevante de nuestra economía, facilitando el ahorro, inversión y bienestar de las personas, por lo que hoy buscamos justamente aportar a ellas con una solución concreta en este momento de crisis, abriendo vías innovadoras para atacar esta enfermedad”.

El presidente de la Fundación Arturo López Pérez, Alfredo Comandari, destacó que “lo que hoy vivimos requiere  de un esfuerzo  mancomunado.   Así  es como la  empresa  privada, a través de la CPC, la Bolsa de Santiago y diversos agentes del mercado de capitales nos han apoyado para llevar a cabo la implementación de este estudio, que permitirá beneficiar a 1.000 pacientes, evitando que el sistema público asuma los costos de un tratamiento”.

La investigación, que integra el llamado a donantes, procesamiento y aplicación de plasma convaleciente de manera gratuita, busca generar un trabajo conjunto con las distintas instituciones de salud, de manera que se pueda extender el esfuerzo terapéutico a todos los pacientes en estado severo que lo requieran a lo largo de Chile.

Los resultados internacionales han mostrado que el beneficio de aplicar plasma convaleciente tempranamente, son alentadores respecto a la mejoría clínica, tiempos de conexión a ventilación mecánica y disminución de carga viral. Si bien este tratamiento aún está en estudio, en ninguno de los países que actualmente se encuentran probando esta terapia y cuentan con datos publicados, que se inició experimentalmente en China, se han reportado efectos adversos graves.

ico-download-ADescargar Comunicado

FacebookTwitterGoogle Gmail