Al igual que toda actividad humana, la acción empresarial también posee una dimensión ética. El empresario, como cualquier otro actor de la sociedad, tiene un deber hacia sí mismo y hacia quienes lo rodean. Vale decir, debe responder por sus actos, ya que éstos afectan a la comunidad entera.

Por esta razón, desde su fundación, la Confederación de la Producción y del Comercio y todas las Ramas que la integran hemos tenido como uno de nuestros objetivos principales, la promoción y difusión de los principios éticos sobre los cuales la empresa privada debe desarrollar su acción. En lo fundamental, la empresa no sólo debe ser eficientes en el uso de los recursos productivos, sino además, actuar siempre movida por valores superiores, poniendo a la persona humana en el foco de cada decisión y escuchando atentamente las inquietudes de la sociedad.

• Juan Sutil, Presidente CPC

• Ricardo Ariztía, Presidente SNA

• Manuel Melero, Presidente CNC

• Diego Hernández, Presidente SONAMI

• Bernardo Larraín, Presidente SOFOFA

• Patricio Donoso, Presidente CCHC

• José Manuel Mena, Presidente ABIF

• Fernando Alvear, Gerente General CPC

FacebookTwitterGoogle Gmail