Desde diciembre de 2017, 3xi desarrolla este proyecto que tiene como propósito construir una cultura del encuentro donde las personas de empresas deciden hacerse corresponsables del cuidado y protección de los niños más vulnerados del país.

De acuerdo a la encuesta CASEN, uno de cada cuatro menores en Chile vive en situación de pobreza multidimensional. El año pasado, 177.915 menores de edad estuvieron en el sistema de protección del Sename y 6.656 de ellos vivían en residencias del Sename en marzo de este año. Estos niños y niñas son derivados a residencias por tribunales de familia debido a graves vulneraciones en sus derechos, y según el Informe del instituto de Derechos Humanos (2017), un 69% presenta problemas de salud mental.

Esta dura realidad fue la que motivó a la iniciativa 3xi, desarrollada por la CPC, la Comunidad de Organizaciones Solidarias, la ASECH, Sistema B, el Centro de Innovación UC y Virtus Partners, a levantar el proyecto “Juntos por la Infancia”, en diciembre del año pasado. Su objetivo: acompañar integralmente a los niños y jóvenes de las residencias de la red del Sename a lo largo de todo Chile, a través de la creación de vínculos y trabajo colaborativo entre las empresas y las residencias.

Alfonso Swett, presidente de la CPC, destaca la buena disposición que existe en el mundo de la sociedad civil a colaborar en la solución de problemas que afectan a los chilenos más vulnerables. “A través de los Encuentros 3xi, hemos constatado que frente a las grandes necesidades que existen en nuestro país, hay muchas personas, emprendedores, empresarios y organizaciones de la sociedad civil, que están dispuestos a hacerse cargo, poniendo sus capacidades y talentos al servicio de los demás.” Agrega que en el caso de las empresas, “es mucho lo que ellas pueden aportar a las residencias del Sename en mejorar su gestión, capacitación del personal, administración de los recursos, y sobre todo, entregar su tiempo y compañía a los niños que viven en estos hogares”.

Las alianzas entre las residencias y las empresas buscan generar un plan de mejora continua que tenga realmente impacto en la vida de los niños. Para eso, se establece la situación actual de la residencia (línea base), el estado deseado (meta a alcanzar) y ruta de trabajo en conjunto. “La idea es que las alianzas sean entre una empresa y un hogar que se encuentren ubicadas relativamente cerca, en la misma comuna o región, para que los colaboradores de esa empresa puedan acompañar directamente a esos niños. Apuntamos a ir mejorando la calidad de vida de los menores a través del involucramiento personal de los miembros de cada empresa, lo que también los enriquece a ellos”, explica Magdalena Simonetti, directora ejecutiva de Juntos por la Infancia.

El proyecto trabaja con 19 Organizaciones Colaboradoras del Sename que administran 50 residencias a nivel nacional. A la fecha, casi 40 empresas han decidido sumarse a esta cruzada solidaria por la infancia. Esto significa que cerca de dos mil niños, niñas y jóvenes están siendo acompañados por una empresa, en un plan anual de mejoramiento continuo.
Hasta ahora, este sistema de “duplas” una residencia-una empresa, ha trabajado en lograr mejoras en el ámbito de habitabilidad e infraestructura, gestión institucional, capacitación y formación de los funcionarios, acompañamiento de los niños y jóvenes, estrategias de financiamiento y sustentabilidad, principalmente.

Cuando una empresa y una residencia deciden trabajar juntos, el equipo de Juntos por la Infancia los ayuda a construir un plan de trabajo donde se comprometen a actividades concretas. Por ejemplo, el plan anual contempla que el equipo de finanzas de una empresa asesore al director de la residencia para que mejore su gestión financiera, lo que a su vez, permite aumentar recursos para contratar a un psiquiatra particular que atienda a los niños. Asimismo, un grupo de voluntarios de la empresa se compromete a hacer reforzamiento escolar una vez a la semana a un grupo de jóvenes de la residencia. En otros casos, la empresa decide apoyar el mejoramiento de la infraestructura del hogar, financiando un proyecto de mejora de aislación térmica, lo que repercute en que los niños no pasen frío en invierno. También algunas empresas abren espacios de pasantías para los jóvenes que están en liceos técnicos, de manera que tengan una oportunidad real de desarrollo de capacidades y capacitación para su vida adulta.

Magdalena Simonetti explica que “estas alianzas permiten que las personas nos hagamos co-responsables del cuidado y la protección de los niños y niñas de Chile. Permite que colaboradores y ejecutivos de empresas, junto a los equipos de las residencias puedan poner al servicio sus capacidades, sus conocimientos y sus herramientas de gestión al servicio de los equipos de los hogares. Cuando las empresas se involucran, las personas le dan más sentido a su trabajo y se sienten motivados. Por otra parte, las residencias se benefician mucho de este vínculo. Los directores aprenden nuevas herramientas de gestión de los hogares, reciben apoyos concretos en ámbitos que son difíciles para ellos gestionar o financiar. Los funcionarios, en tanto, reciben capacitación permanente, lo que no es financiado por Sename, y los niños y niñas, reciben mucho cariño y compañía”.

Durante los próximos meses, la CPC junto a la Comunidad de Organizaciones Solidarias y Desafío Levantemos Chile -que colabora en el proyecto- continuarán en la búsqueda de nuevas alianzas. “La invitación es a seguir comprometiéndose, porque una empresa que se conecta con las causas sociales le da sentido a su trabajo”, afirma el presidente de la CPC.

Algunas de las empresas que ya se han sumado son Enaco, Mall Plaza, Consorcio, Larraín Vial, Maxagro, Duracell, Parque del Recuerdo, AIEP, Haldeman Mining Company, Polpaico, MPM, Patagoniafresh, Parque Arauco, Copec, CMPC, ECR Group, Climo, Bruno Fritsch, Santa Rita, Innovartec y Tecnofast, entre otras.

TESTIMONIOS

1.- Parque del Recuerdo

Parque del Recuerdo está trabajando desde abril de 2018 con la Fundación Padre Semería. La alianza es con los Hogares Nazareth y Buen Camino, ambos en la comuna de la Pintana. La Fundación cuida y protege a cerca de 70 niños, niñas y jóvenes entre 6 y 17 años. La empresa genera instancias de acompañamiento y recreación para los niños y jóvenes; mensualmente celebra los cumpleaños de los menores; está colaborando con mejoras en la habitabilidad de los espacios físicos del hogar; y apoyando con asesoría en la gestión institucional, entre otras cosas.

Desde julio de 2018, Parque del Recuerdo expandió la alianza para ser dupla con la Fundación Santa Clara y el Hogar de niños y niñas que tienen VIH.

• Sergio Cardone, presidente de Comisión Juntos por la Infancia y director de Parque del Recuerdo: “Este es un tema de amor”

sergio-cardone-25092018

“El propósito de Juntos por la Infancia es acompañar no apadrinar, porque la mayoría de las personas que viven o trabajan en las residencias se sienten muy solas. Por otra parte, muchos empresarios y ejecutivos sienten la necesidad de dar pero no saben cómo hacerlo. Entonces aquí hay una oportunidad muy concreta y simple de entrelazar mundos, de ayudar en lo que el hogar necesite, de acompañar permanentemente a esos niños. Porque Juntos por la Infancia no es un tema de plata, es un tema de amor, de estar ahí cuando te necesiten. Parque del Recuerdo, que es una empresa B, tiene clara conciencia de que nació para cumplir un rol social y por eso es muy activa en colaborar con proyectos de orden comunitario y con fundaciones. Y cuando se trata de niños, dan más ganas de ayudar, vemos que frente a tanta necesidad, hay muchas empresas están disponibles. Por eso, este proyecto no debiera parar nunca”.

2.- Consorcio

Consorcio colabora desde junio de 2018 con la Fundación San José para la Adopción. La alianza es con el Hogar Santa Bernardita, que se ubica en la comuna de Santiago y que recibe a 16 niños y niñas entre 0 y 3 años de edad. La empresa está colaborando con mejoras en infraestructura del hogar como habilitación de baños, sistema eléctrico, y el patio de los niños. Sus ejecutivos y colaboradores acompañan y participan en actividades que estimulan el desarrollo de los menores de hogar, y realizan asesorías en la gestión administrativa, financiera y legal, entre otras cosas.

• Patricio Parodi, gerente general de Consorcio Financiero: “Esta pequeña contribución nos hace ser mejores personas”

patricio-parodi

“Consorcio lleva muchos años tratando de contribuir a mejorar la vida de niños y familias a través de lo que hacemos en el Colegio Monte Olivo en Bajos de mena, Puente Alto. Al presentarnos la oportunidad de hacer una contribución en Juntos por la Infancia nos cautivó poder aportar nuestro compromiso a los niños aún más vulnerables, que buscan una familia. Nos entusiasma poder aportar como institución y personas a darle a los más desposeídos la oportunidad que la mayoría de nosotros tuvo, ser acogidos por una familia y poder desarrollar todas las capacidades que tienen.

Muchos de nosotros al ver esta realidad nos damos cuenta que hemos sido muy afortunados en la vida, esta pequeña contribución a otros nos hace ser mejores personas ayudando a los que menos tienen y de paso también nos ayuda a todos a darle un sentido más profundo y trascendente a nuestro quehacer cotidiano.”

• Evelyn France, Directora Hogar Santa Bernardita, Fundación San José para la Adopción

evelyn-france

“Las personas de Consorcio han entendido las necesidades de la residencia en diferentes ámbitos, tanto las necesidades de los niños como las del hogar. Se nota que están comprometidos y nos están apoyando en mantener y aumentar la calidad y la excelencia de nuestro hogar para los pequeños que recibimos. Los voluntarios vienen bien preparados, son muy respetuosos en el trato, muy afectivos y muy comprometidos”.

3.- Mexagro

Maxagro apoya desde marzo de este año al Hogar Felice Sala en San Vicente de Tagua Tagua, administrado por de la Fundación Padre Semería, en el que viven aproximadamente 20 niñas y jóvenes entre 6 y 17 años de VI región. Realizan campañas para apoyar distintas necesidades de la residencia y colaboran quincenalmente con la mantención del hogar y sus dependencias. Hoy están diseñando un programa de pasantías para las jóvenes del hogar y ofrecerán becas de preuniversitario.

• Rolando Rojas, Gerente de Personas de Maxagro: “Es un compromiso imposible de abandonar”

rolando-rojas

“Para Maxagro, poder ser parte de esta importante obra nos da otro sentido a nuestro trabajo, nos permite ser una empresa productiva, rentable y sustentable, junto poder aportar siendo parte de la comunidad y sus habitantes, tratando de darle una mejor vida a menores que no han tenido la fortuna de nuestros hijos.

Cuando nos contaron de del proyecto y nos dieron la oportunidad de hacer una alianza con ellos, aceptamos de inmediato con todas las ganas del mundo, involucrándonos como trabajadores en forma voluntaria y alegre, participando en distintas actividades, desarrollando un vínculo junto al hogar Felice Sala de San Vicente de Tagua Tagua. El vínculo con las niñas, la celebración de sus cumpleaños, actividades de vacaciones de invierno, el día del niño y ahora celebrando las fiestas patrias, identifica a Maxagro claramente con nuestros valores.

Aportar aunque sea en una tarde de alegría, risas y cariño, nos convence cada día que estamos en el camino correcto. “Es un compromiso imposible de abandonar”.

principal-25092018

contexto

FacebookTwitterGoogle Gmail