El ingreso de Chile a la OCDE en 2010, permitió que la Confederación de la Producción y del Comercio -CPC-, como máximo exponente del empresariado chileno, se hiciera miembro del Comité Consultivo Empresarial e Industrial de la OCDE (Business and Industry Advisory Council, BIAC). Su misión es formular recomendaciones de políticas públicas, basadas en la realidad y las necesidades del sector empresarial de cada país, y aportar así a las discusiones, iniciativas y deliberaciones de la OCDE. A partir de junio de este año, el rol del sector privado chileno adquiere mayor notoriedad, tras la elección del ex presidente de la CPC, Alfonso Swett, como miembro del directorio del BIAC (Business at OECD Executive Board). Dicho organismo está compuesto por 15 líderes empresariales de alto nivel de los países miembros de la OCDE. Swett fue propuesto ante el BIAC por la CPC y elegido por la Asamblea General del organismo por un período de 2 años. Como miembro del Directorio se reunirá regularmente con los otros integrantes para decidir sobre las directrices estratégicas y actuar como contraparte con los gobiernos de los países OCDE. Esto permitirá al sector privado chileno, a través de la CPC, acceder al círculo más relevante de influencia, información, intercambio y adopción de posiciones del sector privado internacional.

 
ico-download-ADescargar Comunicado

FacebookTwitterGoogle Gmail